El problema de Casado, y del PP, no es que se estén pegando un tiro en el pie, sino que son tan inútiles que, intentando pegarse un tiro en el pie, van a terminar consiguiendo volarse los cataplines (Delpino).

Imagen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *